¿Quién dijo miedo?

Enigmático fenómeno: las colas

 

El inicio de semana es el alfa de la lucha para los revolucionarios. Mientras otros son los que despiertan para seguir dormidos. Nosotros en nuestra lucha por la dignidad, despertamos con la energía y el ímpetu de la paraulata llanera. En este momento histórico de coyunturas y contradicciones por los que atraviesa nuestra nación, un paso al frente damos los revolucionari@s de carne y hueso a la ofensiva económica.
Como pueblo organizado y consciente, nos trasladamos las distintas Ubch de la parroquia el Carmen al abasto Bicentenario ubicado en la avenida 23 de Enero en el municipio Barinas. Desde tempranas horas del día, jef@s de patrullas sectoriales nos congregamos para enfrentar la guerra económica que profesa la clase burguesa en contra del pueblo, voluntariamente asistimos para acelerar, organizar y dirigir las colas dentro del abasto.


Encarnando la palabra vanguardia en nuestra acción cotidiana, nos dividimos por pasillos para ponernos frente al enigmático fenómeno de las colas, encontrándonos con contradicciones, paradigmas, antagonismos y retrasos, malas y buenas intenciones, cizañas y agradecimientos, pese a cualquier circunstancia imponíamos nuestra voluntad, logrando mantener el control, como el reto histórico que tiene nuestra humanidad en la construcción social de un mejor porvenir; junto con la señora Eluvia estuve organizando la fila de la 3ra edad, discapacitados y mujeres embarazadas.

Cada uno de los pasillos contaba con un patriota organizando, acelerando y dirigiendo a las personas, mientras otros camaradas llevaban los carros a su lugar de retiro, como la camarada Rosa o la pequeña Luisana hija de la camarada Neivis que mientras ayudaba a subir, pasar y embolsar los artículos de alimentos de las personas, su hija llevaba los carritos al lugar donde partían; mañana, tarde y parte de la noche estuvimos trabajando en la fluidez del proceso, pensar en las personas que permanecían fuera del abasto era uno de nuestros estímulos.

Pudimos haber estado en casa viendo televisión, en el parque o en cualquier otro sitio eludiendo nuestro compromiso histórico ¿Pero, qué nos conduce a trabajar por las demás personas?¿Será ese fuego sagrado que se asoma en nuestro pecho como las albas? ¿Como los pájaros? ¿Es el reto histórico en el que consagramos la existencia? ¿Es el amor supremo por la humanidad? ¿Qué tanto o qué tan poco es lo que hacemos?.

Está en nuestra manos el rumbo de la patria, y aunque la burguesía siga creyendo que la guerra es contra Nicolás, nosotros reafirmamos su analfabetismo porque se equivoca la canalla que no es tonta y juega sucio, es contra nosotros el pueblo y ese pueblo se organiza cada vez más, se forma cada vez más, persevera en sus actos, es consciente, disciplinado y se crece ante las adversidades.

Por ahora nosotros cumplimos con nuestro deber ¿Tú lo estás haciendo? mañana será otro dia para continuar con la marcha en cualquier lugar y en cualquier circunstancia. En esta lucha por la dignidad debemos duplicar nuestro esfuerzo para el porvenir de la patria y nuestros hijos.

Continuaremos.



¡La gente del Carmen, activa!